Los 5 bosques más impresionantes del mundo

¿A ti también te gusta perderte entre el silencio de los árboles, hojas caídas y animales correteando? Estás de suerte, te traemos 5 bosques visitables de distintos puntos del mundo.

  • Parque Nacional de Daintree, el pulmón verde de Australia.

La mayor parte del parque nacional está cubierta por selva húmeda. Lo maravilloso de este gran bosque de Daintree es que se conserva de la misma forma que podemos apreciar si viajamos en el presente, desde hace más de cien millones de años, lo que probablemente lo convierte en el bosque húmedo más antiguo de la Tierra.

Por otra parte, este parque dispone de sectores donde se pueden observar especies de aves, peces de agua dulce, mariposas con los diversos colores que se encuentran en la selva tropical, manglares, cocodrilos (de agua salada y dulce), reptiles, y más. Además, el Parque Nacional Daintree posee todo tipo de tours y cruceros, aptos para conocer diversos rincones del sitio (por ejemplo Cocodrilo Express, el Río Daintree, o bien, pasar un día en la granja de trabajo).

  • Reserva Bosque Nuboso de Santa Elena.

Se encuentra en la zona de Monteverde, a unos 7 Km norte del pueblo de Santa Elena, del cual se origina su nombre. Ubicada en la parte Caribe de la división continental, a una altura promedio de 1600msnm, esta Reserva es bañada por los vientos alisios del norte creando un sistema nuboso que se mantiene durante casi todo el año, propiciando el desarrollo de una exhuberante diversidad de plantas que dan vida a un Bosque Mágico siempre verde.

Esta Reserva a su ves es parte de la comunidad al ser administrada por la Junta de Padres del Colegio Técnico Profesional de Santa Elena.

Se encuentra dentro del Área de Conservación Arenal Tempisque (ACAT) forma parte de la Zona Protectora Arenal Monteverde y su vez se encuentra dentro del Corredor Biológico Pájaro Campana.

 

  • Pinos oblicuos en Gryfino. Polonia.

Aunque aún su origen es misterioso, 400 pinos en un rincón del oeste de Polonia crecen con una curvatura de 90 grados en su base. Existen varios mitos alrededor de este bosque ubicado en Gryfino y poca información fidedigna, pero la versión más repetida es que fueron plantados en la década de los 30 con intervención humana con el fin de ser convertidos en muebles; se dice incluso que fueron los carpinteros del servicio secreto alemán los que curvaron los árboles con dispositivos mecánicos. Sin embargo, los pobladores locales señalan que los troncos no son adecuados para fabricar muebles, y que se debe a un extraño patrón natural.

 

  • Sequoia National Park 

Sequoia National Park es un Parque Nacional que vais a encontrar unido al Kings Canyon National Park. Así que no, si entráis y veis un cartel que no es “Sequoia National Park”

Paseando por el interior del bosque nos podemos encontrar con el árbol más grande del mundo, el del General Sherman. Se ha ganado el nombre del árbol más grande gracias a sus 1486 metros cúbicos de madera (para que nos hagamos una idea: una piscina olímpica contiene 2500 m3 de agua aproximadamente) Esto lo consigue con una altura similar a la de la Estatua de la Libertad, y no por ser el árbol más alto del mundo, sino porque tiene una base con un diámetro de 11 metros. Está claro que no lo vais a poder abrazar, pero sí rodearlo con los brazos y notar su mágia.

  • Hayedo de Otzarreta

(Euskadi) El Hayedo de Otzarreta es un lugar mágico, un espacio natural único en el mundo, una especie de utopía natural en la que todo parece estar puesto adrede. Situado en el límite de las provincias de Bizkaia y Araba, en el emblemático puerto de Barazar (606 metros de altitud), encontramos la pista forestal que nos conduce hasta el Humedal de Saldropo, no sin antes pasar por un hayedo muy especial, Otzarreta. Su composición y entorno envuelven al viandante en un increíble ambiente de tranquilidad y fantasía, en un mundo, naturalmente perfecto. La peculiar formación que recrean las centenarias hayas y el serpenteante cauce del río que lo atraviesa (Zubizabala), convierten el Hayedo de Otzarreta en un espacio natural que nos deja absortos, sin respiración. Un espectáculo visual, al que debemos sumar el espectáculo auditivo que supone el murmullo del agua del arroyo que lo atraviesa, el ruido producido al andar sobre el manto de hojas caídas durante el otoño o el cantar de los pájaros que lo habitan.

¿Cuál visitamos primero?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *