Vídeo: La comida basura, principal causa de mortalidad

,
comida-basura-no-greenplanetshop

Las enfermedades crónicas son una epidemia, y muchas de ellas se relacionan directamente con la comida basura, la obesidad y el sobrepeso. De hecho, la cardiopatía isquémica o el accidente cerebrovascular son la principal causa de mortalidad en los últimos 15 años, enfermedades muy ligadas a la obesidad que suponen una de cada cuatro muertes al año.

Incluso la diabetes casi ha duplicado el número de muertes desde el año 2000, cuando no alcanzaba el millón de personas. Estamos matándonos nosotros mismos mediante la alimentación, y no es por falta de opciones, sino por desinformación. Una hamburguesa llena de grasa puede ser muy sabrosa, pero analizándolo fríamente, quizás no merezca la pena.

El exceso de azúcares y grasas animales no es sano

Una hamburguesa llena tu cuerpo de grasas saturadas, vinculadas con enfermedades cardiacas; azúcar, a través de los carbohidratos refinados del pan, lo que puede desencadenar en diabetes de tipo 2; sal, que te hace retener líquidos y digerir peor. Por si fuese poco, también aumenta la presión arterial y niveles de colesterol. ¡Ah! y su alto contenido calórico engorda, por si quedaba alguna duda.

La mala alimentación y vida sedentaria nos enferman, pues casi todos los problemas que genera la comida basura podrían solucionarse con ejercicio y dieta variada. Pero los buenos hábitos que se aprenden en la infancia cada vez perduran menos. Según un estudio coordinado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), señala que el 38’5% de niños y 60% de adolescentes tiene hábitos sedentarios, pues entre ambos grupos hasta un 55’4% de jóvenes españoles no cumple siquiera los 60 minutos de actividad física moderada que se recomienda. Por todo ello, es necesario que volvamos a los alimentos de origen vegetal. La sociedad se dirige al precipicio de la obesidad y las enfermedades crónicas. 

Hazlo por las nuevas generaciones, que necesitan crecer sanos para poder sobrevivir en el mundo de mañana. Hazlo por ti.

Fuentes:
Who
El País
El Confidencial
Efesalud

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *