Conecta con la naturaleza estas navidades

Para los amantes de la aventura, los que les gusta vivir experiencias nuevas y disfrutar del aire, el sol, la naturaleza y realizar actividades al aire libre tenemos unas cuantas sugerencias que pueden resultar apasionantes para cualquiera que se atreva a probarlas.

 

  • La Tirolina: comenzó siendo una práctica común en el ejército, pero ha terminado considerándose una actividad deportiva accesible a cualquier edad y dificultad asegurando adrenalina y diversión para todo el que la practique. Este deporte consiste en una polea que se encuentra apoyada encima de un cable el cual a su vez está unido a otros cables hasta cubrir todo el espacio en el ocurre el descenso, estos cables están unidos fuertemente.
    Esta actividad podemos realizarla en cualquier estación del año, ya que se puede practicar casi con cualquier clima o inclemencia, practicar Tirolina nos proporcionará sensación de libertad y velocidad.

 

 

  • Dormir bajo las estrellas: una manera de hacer algo diferente, desconectar y pensar que estamos viviendo un sueño es pasar una noche durmiendo bajo las estrellas. Hay muchas opciones para realizar esta actividad, para los más valientes podría ser buscar la localización de un maravilloso cielo estrellado y dormir directamente debajo de él a la intemperie, pero para los que no son tan aventureros y el propósito de dormir al aire libre no les resulte especialmente atractivo, hay unos hoteles destinados a este propósito de “dormir bajo las estrellas”, se trata de unas cabañas con cúpulas de cristal, donde podemos descansar y ver el cielo inmenso y sus estrellas.
    Un ejemplo de este tipo de hoteles sería el hotel Kakslauttanen (Finlandia), cuyas casitas de madera con cúpula de cristal se encuentran disponibles de agosto hasta abril colocadas en hilera para parecer un elemento más de la naturaleza.

 

 

  • Hotel iglú, otra manera de hacer una escapada diferente a todas las demás y de vivir una experiencia inolvidable rodeado de nieve y estrellas es pasar la noche en un hotel iglú, puede que de primeras no parezca algo cómodo y confortable pero resulta que lo es, incluso no hay porqué pasar excesivo frío, ya que están preparados y aclimatados para que nos dispongamos a estar cómodos y disfrutar de la experiencia, desde luego, es una experiencia que recordar toda la vida.

    Un ejemplo de hotel iglú es el Icehotel 365 en Suecia, este es el único hotel de hielo que abre sus puertas durante todo un año, tiene 20 habitaciones, un bar, una galería de arte y está diseñado por artistas internacionales, una experiencia sin duda inolvidable.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *