Alternativas vegetales a la leche de vaca o animal

,

La leche ha pasado de ser un producto estrella en todas las casas y presente en cada mesa a ser un componente que causa muchos problemas de salud entre los que podemos incluir a los intolerantes a la lactosa o a personas que simplemente por edad y condición la leche ha dejado de ser una opción en su dieta.

Por esta razón es común que muchas personas se acerquen a su supermercado de confianza a buscar alternativas más saludables y menos globalizadas que la tradicional leche de vaca.

¿Qué diferencias hay realmente entre la leche de origen animal y una bebida vegetal?

Este tema causa controversia ya que algunos consideran que solo se puede llamar leche a la bebida obtenida de animales como vacas, cabras, etc… mientras que otros quieren que también se llame leche a las bebidas de origen vegetal. Para no dejar lugar a dudas o confusiones el tribunal de justicia de Luxemburgo ha sentenciado que solo podrán ser llamada leche los productos de origen animal mientras que los de origen vegetal tienen que ser denominados con un apelativo diferente denominado “bebida”.

Las alternativas a la leche de vaca:

Si queremos una leche alternativa de origen animal, lo más fácil y recurrente es acudir a la leche de cabra o de oveja, son opciones recomendables y en el caso de la leche de cabra tiene grandes dosis de calcio, aunque también es más grasa y contiene más nata.

Si lo que buscamos es una alternativa de origen vegetal, tenemos diversas opciones en las que consolidar nuestros nuevos hábitos alimenticios.

Una de las bebidas vegetales más famosas y consolidadas es la bebida de soja, predecesora de todas las bebidas vegetales que han ido apareciendo en el mercado después como la de almendra, coco o arroz. Son fáciles de encontrar y además no solo contamos con su formato en bebida, sino que podemos encontrar productos parecidos a los lácteos fabricados con ellas. La más completa de todas ellas es la de soja puesto que tiene más proteínas, aminoácidos esenciales y lecitina, un componente nutricional que ayuda a controlar el colesterol.

La situación no es como hace años donde solo contabamos con la leche de vaca y ya está, numerosos productos en el mercado nos aportan nuevas opciones con las que alternar o sustituir nuestro consumo de leche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *